En el noroeste de la provincia de Lleida, escondido entre picos de tres mil metros de altura, se encuentra del Vall de Boí, que no es un sólo valle, sino varios de origen glacial que se extienden a lo largo de 220 Km2. En este valle se alzan nueve núcleos de población (uno de ellos Saraís, deshabitado). Son núcleos muy pequeños y cercanos entre sí. Cardet es la puerta natural a los valles, y antaño era la sede del peaje de entrada.

Este valle contiene lo que quizá sea la mayor concentración de iglesias románicas del mundo. Alzadas entre los siglos XI y XII, no solo destacan por su cantidad, sino también por su calidad.

Taüll tiene en la actualidad dos templos: Santa María y Sant Climent, llegó a tener un tercero, Sant Martí, que quedó sepultado tras un terremoto en el siglo XIX.

Santa María de TaüllSant Climent de Taüll