Bruselas no es solo la capital de Europa, sino también del Art Nouveau gracias al extenso patrimonio que posee. En la actualidad cuenta con más de quinientos edificios de esta corriente estética, de museos a restaurantes, cafés o almacenes. El estilo nació en el ámbito de las artes decorativas, pero Victor Horta fue el primero en aplicarlo a la construcción.

Victor Horta (1861-1947)

Su legado es tan relevante que la Unesco ha declarado Patrimonio de la Humanidad cuatro de sus edificios:

La Casa tassel: Finalizada en 1893, fue considerada como la primera obra de arte total. En ella, Horta utiliza formas vegetales, lo mismo en suelos y techos que en paredes. Gracias a los muros de hormigón, se prescinde de las columnas y se distribuye más libremente los espacios.

Fachada Casa Tassel

Interior de la casa

Detalle de la Casa Tassel

Casa Solvay: En su fachada se pueden observar sus materiales favoritos: el vidrio, el hierro y la piedra natural.

Fachada de la Casa Solvay

Comedor de la Casa Solvay

Casa van Eetvelde: En ésta casa, Horta se revela especialmente innovador y refinado en los espacios interiores, organizados en torno a una vidriera que baña de una suave claridad las zonas de recepción.


Su propio domicilio: hoy museo, que planeó dividido en una vivienda particular y un taller.