En 1565 los Caballeros Hospitalarios consiguieron una importante victoria contra los otomanos y, desde entonces se les recuerda como la Orden de Malta. Un lustro después empezaron a construir palacios desde los cuales gobernar y donde vivir con lujo en La Valletta (así se apedillaba el gran maestre que les había guiado al triunfo). La ciudad fue declarada en su conjunto Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980.

La Valletta, capital de Malta

El Hospital de los Caballeros.

Fue uno de los primeros edificios que se levantaron por la Orden. Ello se debe a su compromiso por la asistencia sanitaria además de la guerra. Se comenzó a construir en 1574 y se fue ampliando hasta convertirse en uno de los más espaciosos y mejor equipados de Europa en la Edad Moderna.

Hospital de los Caballeros junto al puerto

Entre 1660 y 1680 dos maestres mallorquines construyeron la imponente Gran Sala, una estancia de 155 m. de longitud por 11 de anchura y otros 11 de altura que podía acoger a casi mil pacientes con los cuidados más avanzados de la época. Cada paciente tenía cama propia, algo inusual, y el servicio se hacía en platos y cubiertos de plata porque se la consideraba pura.

Gran Sala

Trás la expulsión napoleónica de la orden y el subsiguiente desembarco británico, el edificio se transformó en hospital militar. Durante la IGM se le llamó a Malta “La enfermera del Mediterraneo”. En cambio, durante la IIGM, el edificio sufrió daños estructurales que obligaron su cierre. Fue restaurado en 1978 donde la Sacra Enfermería renació como el Moderno Centro de Conferencias del Mediterraneo.

Palacio del Gran Maestre.

Desde 1574, fecha en que se concluyen las obras básicas, hasta la capitulación de la orden en 1798 fue palacio de los grandes maestres de la orden. Posteriormente fue despacho y residencia de los gobernadores ingleses durante casi dos siglos, hasta 1974 que es cuando se proclama la república. Desde entonces es oficina y hogar del parlamento.

En la base del palacio, donde estaban las caballerizas, se encuentra la armería del palacio con casi 6000 objetos. En la planta noble, los suelos están ricamente pavimentados, techos con frescos y paredes con retratos al óleo de los grandes maestres.

Sala de armas